Pluralismo y Participación

Para nosotros, la verdadera democracia es una democracia pluralista. El pluralismo democrático se puede entender en dos sentidos: A) en un sentido de pluralismo ideológico, en cuanto admite y reclama la expresión de opiniones diversas; B) en un sentido de pluralismo social, en cuanto significa el reconocimiento de la existencia de formas plurales de sociedad
— Rafael Caldera

Los socialcristianos creemos en el presupuesto participativo como el mejor modo de ejercer la justicia distributiva:

Una república descentralizada, donde poder nacional, estados y municipios entienden que cada uno tiene su ámbito y que todos deben colaborar para beneficio de la gente. Un país donde la participación es promoción popular hacia niveles más altos de calidad de vida y hacia una democracia más completa, y jamás una manipulación para debilitar el voto y el acceso de los ciudadanos al poder real. Porque una cosa es el pueblo organizado, que todos los demócratas queremos, y otra un pueblo manipulado, que el pueblo no quiere ser
— Ramon Guillermo Aveledo
La filosofía demócrata-cristiana preconiza, prefiere y defiende, dentro de los límites exigidos por la moral y seguridad del Estado, la más amplia libertad para que las distintas fórmulas puedan contradecirse, y para que este pluralismo contribuya a una mayor concientización del pueblo en la adopción de las fórmulas más apropiadas para el gobierno
— Rafael Caldera