Estamos preparados para esta tarea

Así lo creo...

por Jesus A. Barrios 

El gobierno de Maduro anunció este martes la liberación parcial del mercado de cambio al crear un nuevo mecanismo de compra y venta de divisas a través de operadores de bolsa y bancos, una medida que se traduce en una nueva devaluación. El Sicad I y el II se fusionaron y la moneda vale 12 bolívares, pero se deslizará en una dirección o en otra. Eso dice el gobierno, pero la realidad de la economía dice que se deslizará cuesta abajo, como viene ocurriendo a pesar de los discursos de Maduro, que sería mejor cerrara la boca para no enredar más la situación. Es preferible un plan de ajuste serio y responsable para un desarrollo sostenido, que un intento de desarrollo con fluctuaciones erráticas provocadas por la improvisación y los tiempos medidos con propósitos electorales. Si hay en Venezuela un asunto que debe ser tratado como una actitud firme, de consenso y de diálogo, es la actual crisis económica, principalmente la política petrolera.

No puede prevalecer una posición sectaria, electorera e irresponsable, sino una tesis nacional. Pero en honor a la verdad, durante el proyecto político del “socialismo del siglo XXI se ha tratado de imponer un modelo que nos llevó a la catástrofe económica. El manejo ineficiente de los recursos y la preservación del predominio hipertrofiado del sector público, marchan de la mano con un exagerado centralismo político administrativo y el viejo esquema de que el gobierno manda y, por lo tanto, no dialoga sino polariza y confronta como estrategia política. Es verdad que la crisis se ha agudizado por la disminución de los precios del petróleo, por los gravosos compromisos adquiridos con la banca acreedora y, por la ineficacia y la corrupción. Además de la incoherencia e insuficiencia de las políticas macroeconómicas y sectoriales que viene aplicando el deteriorado modelo, pero no podemos quedarnos en la superficie del análisis y la crítica. De lo que se trata es de hacer propuestas serias y en esa dirección va COPEI. Estamos preparados para esa tarea.