Mensaje al gobierno: “Golpe a golpe, verso a verso”

Por Roberto Enríquez

El mal hábito del gobierno de golpear bajo a sus adversarios parece incorregible. Yo estoy muy orgulloso del esfuerzo que hemos hecho desde Copei por colocarnos a la altura de las circunstancias. Por ser amplios pero también firmes. Actuar con rebeldía cívica; es decir, pacífica; pero también presentar un rumbo distinto para el país. Construir un modelo de sociedad inspirado en el bien común, la justicia social y el respeto a la dignidad de la persona humana, no es tarea fácil, pero es absolutamente posible y realizable.

En el gobierno se ponen bravos con una facilidad expedita. Muestran el tramojo sin entender que nuestra lucha la animan sueños superiores. Para ofender y atacar tienen lenguas de fuego, pero para asimilar críticas, piel de corderitos. La intolerancia es el común denominador de los encumbrados de hoy.

Me preocupa la incapacidad del gobierno para tender puentes y construir pactos sociales que velen por los intereses de los más necesitados, del pueblo sufriente, de los descartados de siempre, la sociedad desechada. Yo vine a la política para contribuir con la unidad de mi país y luchar contra las injusticias y el abuso de poder. Vine a la política con la ilusión de hacer cosas trascendentes y positivas por Venezuela. No vine para arrebolarme en el estiércol de las pequeñas miserias humanas. Vine a la política para luchar contra esas miserias; empezando por las humanamente mías, ciertamente.

Me entristece no poder contrastar ideas con el gobierno. Todo es a los trancazos, públicos y privados; evidentes o agazapados. Y en ese estrépito Venezuela pierde. Venezuela se embala hacia una hiperinflación tenebrosa. Es decir; más dolor, pesar y sufrimiento.

¿En qué idioma puedo decirle al presidente Maduro que hay que eliminar el control de cambio, el control de precios y el control del salario sin que me responda con un carajazo desde el poder? ¿Cómo le explicó a Maduro que amenazar y culpar a la empresa privada es un error mayúsculo? ¿De qué forma puedo decirle al presidente que la mejor protección social es fortalecer el ingreso de los venezolanos y promover la oferta de bienes y servicios?

Si un día me solidarizo con los presos o perseguidos políticos, y luego rechazo que Obama diga que Venezuela es una amenaza para Estados Unidos. Si llamo al diálogo como estrategia de paz pero también cuestiono el fracaso del modelo socialista, Diosdado Cabello me llama “parapara”. Qué vaina, definitivamente no entienden que ver la vida en blanco y negro es negarse a ver el hermoso arcoíris de la vida. Si quieren; sigan golpeando, cada golpe es un error absurdo. Sigan golpeando con su mazo, que yo seguiré musitando con versos de esperanza buscando los oídos del pueblo. Anden ustedes con su golpe a golpe; que yo prefiero andar por la vida con mi verso a verso. Allí les dejo a Machado; a buen entendedor…

“Cantares” de Antonio Machado:

Todo pasa y todo queda, 

pero lo nuestro es pasar,

pasar haciendo caminos, 

caminos sobre el mar.

Nunca perseguí la gloria, 

ni dejar en la memoria

de los hombres mi canción; 

yo amo los mundos sutiles,

ingrávidos y gentiles,

como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse 

de sol y grana, volar

 bajo el cielo azul, temblar

súbitamente y quebrarse... 

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas 

el camino y nada más;

caminante, no hay camino, 

se hace camino al andar.

Al andar se hace camino 

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca 

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino 

sino estelas en la mar... 

Hace algún tiempo en ese lugar

donde hoy los bosques se visten de espinos 

se oyó la voz de un poeta gritar

“Caminante no hay camino,

se hace camino al andar...”.

Golpe a golpe, verso a verso... 

Murió el poeta lejos del hogar. 

Le cubre el polvo de un país vecino.

Al alejarse le vieron llorar. 

“Caminante no hay camino,

se hace camino al andar...”.

Golpe a golpe, verso a verso... 

Cuando el jilguero no puede cantar.

Cuando el poeta es un peregrino,

cuando de nada nos sirve rezar.

“Caminante no hay camino,

se hace camino al andar...”.

Golpe a golpe, verso a verso. 

Manipulación y pobreza

Por Nelson Chitty

“Cuando los hombres están bien gobernados no solicitan ni apetecen otra libertad.” Nicolás Maquiavelo.

El gran demagogo y llamado como tal en la antigüedad griega fue Pericles y por cierto, su discurso ante los familiares de los caídos en una batalla que alcanzo a los atenienses dio lugar al documento, uno de los poquísimos en realidad, sobre democracia y virtud que se pueda mencionar. Los griegos siempre sospecharon de la democracia e igual pasó con los padres de la revolución norteamericana.

El instrumento recibió una denominación sonora y retórica, “La Oración fúnebre” y lo menciona, el grandioso historiador Tucidides en su relato intitulado “Las guerras del Peloponeso “. En aquel tiempo el vocablo demagogo no tenía la misma significación de hoy en día. Se usaba para distinguir del común a los líderes cuya actuación sobresalía y lograban consagración. Distinto a la contemporaneidad que postula peyorativo como demagogo al falaz, al embustero, al cínico, al manipulador.

Hugo Chávez Frías fue un demagogo genuino. Y me refiero a su habilidad para cautivar con un discurso que se dirigió a soliviantar el bajo psiquismo de las multitudes depauperadas y a polarizar entre sus seguidores, los pobres y aquellos otros que se atrevían a disentir. Carismático e inescrupuloso sentó las bases de un accionar publico irresponsable pero popular. El resultado está a la vista y la ruindad que nos aflige es su legado.

El país dilapido en manos del demagogo una impresionante riqueza sin permitirse acometer ninguna obra importante de satisfacción de necesidades nacionales como agua, electricidad, vialidad, sistemas de riego, exploración e inversión petrolera, refinación o petroquímica. Acaso puede notarse la llamada misión vivienda que termino obliterando la construcción privada y con ello la generación de empleos. En materia educativa el demagogo hizo de las misiones una estafa pública adulterando la enseñanza al politizarla y presentarla como una mecánica que distribuía dinero y entregaba títulos académicos desprovistos de certeza y calidad. Así se corrompió a la gente que se alienó en la mentira y se enajenó en la frivolidad.

Chávez usurpó en el camino a la soberanía popular. Se sustituyó en la nacionalidad. Se apropió de la decisión ciudadana pervirtiendo al gobierno infectándolo de populismo. Creo un espejismo de progreso en los pobres al tiempo que extendía un desierto en la capacidad productiva del país, arruinando su agricultura y su ganadería y haciendo ver que trabajar en el sector era fácil y cualquiera podía arrancarle a otro su conuco, su hacienda, su finca y gestionarla con éxito. El resultado como antes dijimos es la escasez cuasiabsoluta y el enfrentamiento sórdido entre los que tienen tiempo para trampear y maniobrar y aquellos otros que se deben al trabajo honesto y productivo. Cachilapeo y bachaqueo son lados de un mismo fenómeno en el que la injusticia del intercambio es promovida por el mismísimo gobierno.

Venezuela ya ni tiene que comer. Ni lo produce ni tiene con que importarla. La saquearon y saquean militares y chavistas mientras el pueblo pobre entre confuso e ignorante oye decir que esto es su gobierno, este fracaso su única opción. Es un enamoramiento trágico entre otras tragedias diarias y una enorme frustración. La mentira sigue su paso y la propaganda de radio, prensa, televisión muestran una imagen burda y retórica de un país feliz y realizado que no es verdad. La pobreza sigue solo que con manipulación y embustes a granel. Miren la calle, las colas, las funerarias, los hospitales y dispensarios carentes de todo, las policías, a la guardia nacional que solo sale a sostener al régimen y respondan la pregunta de si vale la pena continuar con este desastre ¡

Movimiento sindical ¡Resiste!

Por Mercedes Malavé

De la ideología ramplona y estrecha del chavismo no se podía esperar otra cosa que una ruda anulación de las instancias gremiales y sindicales del país; de su legítima autonomía, libertad de acción y pensamiento, y contribución al bien común. Cada vez que vemos a Maduro reunido con grupos sindicales vestidos de rojo y autodenominándose chavistas, caemos más en la cuenta del daño y la agresividad con la que se comporta el socialismo frente a las libertades humanas, asociativas y laborales de los ciudadanos.

En el bagaje doctrinario de la democracia cristiana se pueden obtener los más nobles principios del derecho al sindicalismo. Rafael Caldera, líder que impulsó no sólo el derecho laboral en Venezuela sino también la Organización Internacional de Trabajadores (OIT), supo aplicar los valores de la Doctrina Social de la Iglesia, principalmente el principio de subsidiariedad, para servir al desarrollo de la actividad sindical y gremial en nuestra nación, de manera libre y desinteresada, sin provechos partidistas que asfixiarían el liderazgo propio, naciente en el mismo seno de estas instancias, para luego proyectarse hacia toda la sociedad, desde sus respectivos ámbitos de acción y frentes de lucha por la justicia social.

Pero no sólo Rafael Caldera. Recientemente recordábamos la conferencia del doctor Enrique Pérez Olivares titulada “Partidización, Gremialismo y Politización”. En ella se leen ideas proféticas como ésta:  “Un gremio que protege agremiados que violan normas éticas fundamentales; un gremio que se hace ciego frente a los más espantosos grados de corrupción; un gremio que, porque tiene mucho poder social, impone sus reivindicaciones sin ninguna consideración hacia los otros sectores de la población, otros gremios y trabajadores no agremiados y sin ninguna consideración hacia las exigencias del Bien Común, es un gremio que pierde legitimad y, en consecuencia, su acción resulta también ilegítima”. Mejor diagnóstico del triste papelón del movimiento sindical y gremial del chavismo, imposible.

De esa noble y legítima lucha por el bien común propulsada desde el sindicalismo, es claro que podríamos tener a un legítimo presidente obrero, con una visión sólida, integral -no ideológica- y justa de la persona humana, y sobre todo a un buen demócrata. No sería un caso inédito en la historia. El líder polaco Lech Walesa fue activista sindical y defensor de los derechos humanos; provino de la federación sindical autónoma e independiente de Polonia, ganó el nobel de la paz en 1983 y la presidencia de su país en 1990. Sus varios títulos de doctor “honoris causa” no son una bofetada a la academia y a la democracia en su país, muy por el contrario la enaltecen mundialmente.

Para conmemorar el día de San José obrero, todos debemos acompañar a nuestros trabajadores independientes, agrupados en gremios o sindicatos, en la movilización que propongan para este 1 de mayo. No vamos a apoyar un aumento salarial fraudulento e insuficiente. No marcharemos con consignas de lucha de clases, y mucho menos con sentencias denigrantes de la empresa privada, fuerza empleadora indispensable de todo país. Vamos, simplemente, a sumar nuestras voces al clamor nacional que exige, en estas horas, nuestro pueblo: ¡Justicia! ¡Libertad!  

Una sociedad debe estar muy enferma cuando las primeras victimas del hampa son los policías

Por Ángel Cacique 

Las estadísticas indican que ocupamos los 1eros lugares en  criminalidad y violencia en el continente americano, funcionarios del propio gobierno señalan que crece anualmente el armamento ilegal existente en el país, indican cifras negras escandalosas. Los especialistas del área afirman que el deterioro institucional del sistema judicial venezolano, la impunidad, la falta de celeridad penal, el hacinamiento penitenciario son elementos corresponsables del incremento exponencial de las cifras. Adicionalmente se agrega un incremento sensible de los niveles de pobreza, caída en los índices de escolaridad y un profundo deterioro del aparato productivo nacional: recesión, aumento del desempleo, escasez, aumento de la corrupción y la inflación, lo cual constituyen un peligroso caldo de cultivo para el incremento de la inseguridad en el país.

El crecimiento del consumo de drogas en la población joven y más pobre del país, de las mafias del narcotráfico, el hecho evidente que nos hemos convertido en un país puente para el tráfico de drogas constituyen un elemento adicional al crecimiento de la violencia y al interés de los criminales para minar la capacidad operativa de las fuerzas policiales.

El deterioro de la capacidad económica de la población en Venezuela es más que evidente y los anaqueles vacíos, las largas y permanentes colas así lo indican, pero tal vez los sectores sociales más afectados son los educadores y los policías, los cuales siempre son las cenicientas de las políticas sociales y salariales. Conviven en el barrio con la delincuencia y son víctimas propicias de las pésimas condiciones de seguridad sociales existentes en las zonas populares.

Sin buenos educadores y mejores policías no hay posibilidades de una adecuada formación y de brindar las suficientes garantías de seguridad y derecho a la vida a todos los ciudadanos. Freddy Bernal dos veces alcalde de Caracas, elegido en las últimas elecciones parlamentarias como diputado a la Asamblea Nacional por el circuito uno: Catia, La Pastora, El Junquito y actualmente responsable por el ejecutivo nacional para el sector policial, resulta a la luz de los hechos y resultados un responsable importante del fracaso en el área de seguridad y calidad policial. En lo atinente a la mejora de la calidad y de las condiciones profesionales y de vida de los funcionarios policiales.

Se requieren profundos cambios y mejoras importantes en las áreas de la educación y la seguridad, es primordial garantizar la dignificación profesional de educadores y policías y todo indica que aquellos que detentaron el poder, gozaron de los más altos ingresos extraordinarios de toda la historia de la república bolivariana de Venezuela y fracasaron estruendosamente y a las pruebas nos remitimos no pueden ser la garantía de que las cosas cambien positivamente en el país. Son tiempos de cambio,  todas las encuestas señalan el profundo desapego de los electores venezolanos por las formulas fracasadas del actual gobierno.

Es el momento de rescatar la asamblea nacional y convertirla en una verdadera institución al servicio de las mejores causas en Venezuela, de lograr que su capacidad contralora y fiscalizadora sea ejercida cabalmente. La asamblea nacional será el instrumento para el cambio en paz y para el rescate de la institucionalidad perdida en el país. Conquistando la mayoría en la asamblea nacional lograremos modificar y cambiar las malas políticas del actual gobierno y encontraremos caminos constitucionales y en paz para salir de la profunda crisis que vivimos.

Ángel Cacique: Candidato a diputado(s) por Copei en el Circuito Uno: Catia, La Pastora, El Junquito en una formula con Saverio Vivas de Primero Justicia.  Unidos lograremos los Cambios que Venezuela necesita.

El cambio desatará una dinámica indetenible

Así lo creo...

por Jesus A. Barrios 

16 años han pasado desde el nacimiento de un modelo económico que fracasó rotundamente y todo lo que ayer pudo haber servido para corregir fallas, llenar vacíos y suplir deficiencias, hoy ha devenido en freno limitante de nuevas posibilidades. Crecidos en demasía y prolongados patológicamente en el tiempo, el centralismo, el estatismo y el modelo fracasado deterioran  hoy la salud de la patria. Centenares de miles de desempleados, jóvenes que huyen del país porque no ven futuro claro, madres de familia que no pueden hacer mercado, empresas cerradas, trabajadores que sufren el envilecimiento del poder adquisitivo porque el salario se le vuelve sal y agua, fronteras que no tienen quien las cuide, maestros que reclaman una nueva aplicación para formar un nuevo venezolano, agricultores que sueñan en convertirse en empresarios del campo, playas y montañas que ven frenado su impresionante potencial turístico: es todo el país, en todas sus manifestaciones y en todas sus expresiones sociales, el que reclama un cambio. Es la realidad del país. Ante esta realidad, Maduro vocifera y grita que va a radicalizar la revolución. Lo hace mediante la estrategia de aplastamiento sicológico de la población, dirigido a un sector de la sociedad que en su mayoría le es adverso: la clase media. La reducción de la asignación de divisas por viaje al extranjero complica la salida de los venezolanos y le permite al gobierno ahorrar cerca de 2,8 millardos de dólares, nada comparado con los 25 millardos de dólares que empresas de maletín se robaron de Cadivi o con los regalos a Cuba. Ahora la intención es generar un clima de desesperanza cuyo propósito es producir abstención en ese sector de la población en las parlamentarias. Tiene un efecto sicológico fuerte. Al no poder viajar, muchos dirán que para que votar, no vale la pena, de esto no vamos a salir. Es el guión cubano que impulsa el efecto sicológico marcado en el amedrentamiento, en el miedo, enmarcado dentro del esquema comunista de la desesperanza. La siembra del pesimismo o el cultivo del desaliento, tenemos que combatirlo con espíritu constructivo de la fraterna Unidad, de la siembra del optimismo, la fe y la esperanza en Venezuela. Recuperaremos la confianza en nosotros mismo y el cambio desatará una dinámica indetenible de triunfo.

En el Metro de Caracas la Improvisación Hizo Metástasis y el Rey está Desnudo

por Ángel Cacique 

El cierre de dos estaciones del metro, partió la capital en dos, desnudo la fragilidad de la Ciudad de Caracas evidenciando la debilidad y piratería del actual gobierno.

Caracas 30/03/15. El presidente Maduro anuncia la posibilidad cierta de una confrontación nuclear, misilistica con la 1era potencia militar del mundo, habla de guerras de 4ta, 5ta y 6ta generación, vocifera que la superioridad venezolana en la pelea por el control aeroespacial y satelital, electrónico y comunicacional pondrán al imperio de rodillas.  Grita eufórico el presidente Maduro “Conocerán la más estruendosa derrota si osa la planta insolente gringa tocar la tierra de Bolívar”.

Mientras una parte del país se moviliza en complejos ejercicios militares para estar aprestos ante tan terrible contingencia, “Llamo al Mundo –dice Maduro- a solidarizarse con al país que hará saborear el polvo de la derrota al más terrible enemigo de la humanidad, los EEUU”, la otra parte de la población se agrupa en largas y grandes colas, de un sitio a otro, solo pudiendo comprar de acuerdo al número en que termina su número de cédula de identidad, para intentar conseguir los alimentos más básicos: un rollo de papel tualet, un kilo de azúcar, una bolsa de leche, un cuarto kilo de café, dos atunes, un a bolsa de jabón, dos kilos de harina pan, un potecito de mantequilla, un shampoo, un desodorante, pollo y carne ¡Sí los hay¡

En medio de esta gran contingencia nacional, el metro de Caracas anuncia la suspensión del servicio en dos estaciones –Sabana Grande y Chacaíto- para efectuar unos trabajos de mantenimiento mayor de las vías y sistemas aparejados a ellas. Planificada al detalle con meses de antelación, con gran despliegue logístico y operativo se diseñó un operativo especial que aseguraba el mínimo de molestias, retraso e inconvenientes a los usuarios, aprovechando el receso de las clases escolares por la fecha de la semana mayor y el consabido puente vacacional, lo cual suponía que esta operación era simple y de rutina. Y ¡Oh¡ gran sorpresa, los ríos de gente desplazándose, las inmensas colas generadas, el caos vehicular, el colapso de las estaciones metro de plaza Venezuela y Chacao, la anrquía pusieron en evidencia la profunda debilidad estratégica y militar de la ciudad capital.

Pero, esto es solo la punta del iceberg, desnudo la profunda improvisación en la planificación urbana de la ciudad capital. Este es el único sistema de Metro en el mundo que lejos crecer se reduce como afirma el ingeniero especialista en transporte masivo Sebastián Paz. La paralización de los planes de desarrollo del Metro, la no culminación de la Línea seis del Metro, la cual iría desde los Magallanes –en Catia- hasta el Marques, coloco a la capital en una situación de indefensión ante la contingencia más elemental. No se necesitara mucho, dada la piratería e improvisación con la que se ha actuado en los últimos 16 años para encontrar los talones de Aquiles existentes en el país.

Maduro no solo dividió el país, en vez de unirlo y galvanizarlo, sino que no ha sido capaz de tomar las más elementales previsiones para enfrentar la dura batalla en que quiere meternos. 

Recolección de firmas contra decreto de Obama: Gallo Tapa’ o

por Juan Oliveros 

La recolección de firmas en contra del decreto ejecutivo, emitido por el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama; guarda un estrecho parecido con la célebre y coloquial frase Gallo tapa’ o, utilizada comúnmente en los juegos de gallo, para referirse a la propuesta engañosa que hace un jugador a otro, o que al final del juego dicha propuesta que favorecía a los dos jugadores termina siendo diferente y perjudicial para uno de ellos. Y digo que hay un cierto parecido entre la frase y la recolección de firmas, puesto que el gobierno nacional engañó a todos los venezolanos diciendo: “Firmen todos en contra del infame decreto, cuyo propósito es destruir la seguridad y la paz de todos ustedes”, cuando verdaderamente el decreto firmado por Obama, penaliza sólo a siete funcionarios Venezolanos, por incurrir en actos inhumanos en las pasadas protestas del año 2014. Entonces, la pregunta que se deben hacer las personas que firmaron el decreto es, ¿Firmé yo a favor de la democracia y seguridad Venezolana, o lo hice a favor de la impunidad en casos de represión y tortura?; y la única respuesta lógica que yo encuentro es la de firmar y votar a favor de la impunidad absoluta.

Por otra parte, el gobierno asegura que las firmas recolectadas representan en su gran mayoría, al pueblo Venezolano que lo apoya, cosa que es totalmente falsa, ya que, en la cifra total de firmas recaudadas, no se encuentra sólo el apoyo de venezolanos Chavistas, sino también de países del MERCOSUR, ALBA, y además de los venezolanos “independientes” que ante la propuesta engañosa del gobierno, firmaron un decreto equivocado, pues el que ellos pensaban que habían firmado, aún no ha sido redactado por la presidencia de Estados Unidos.

Es importante resaltar, que sólo la República de Cuba aportó al Gobierno Venezolano más de tres millones de firmas. Nota: se puede observar claramente que con las firmas no se está representando a Venezuela, sino a todos los países que se arrastran ante este gobierno pusilánime. Actualmente se ha evidenciado un decrecimiento en la popularidad del actual gobierno nacional, lo que ha obligado al mismo, a utilizar mecanismos que no son dignos del pueblo venezolano, para conseguir mantenerse en el poder político de Venezuela. No caigan de nuevo en el juego de estos señores.

Capaces de todo e incapaces de nada

por Roberto Enríquez

Ver como una banda armada tomó por asalto de madrugada una de las sedes más importantes de Copei; el edificio del Frente de Trabajadores Copeyanos; secuestrando durante toda la noche a quienes allí dormían, para después traficar con seres humanos, y luego salir en los medios del Estado la infamia de que en esa sede se ocultaban artefactos explosivos; demuestra de lo que es capaz este Gobierno. Son capaces de todo, de hacer todo el daño posible, de lastimar a niños inocentes, de maltratar gente humilde, sólo para justificar coartadas que fusilen moralmente a sus adversarios políticos.

 

Ese es sólo un ejemplo de lo que son capaces. Dañar, odiar, destruir, vejar, humillar, difamar. Esas son las grandes artes del Gobierno. Poner preso al alcalde mayor por suscribir un documento político. Nuestros nuevos constitucionalistas criollos han inventado el “delito semántico”. Según estos creativos teóricos la palabra “transición” es un delito si la pronuncia la oposición; pero cuando ellos hablan de “transición al socialismo” no hay delito alguno. No tuvieron el coraje de darle debate político al “documento de la transición”, presentar argumentos para contradecirlo, pero sí se les ocurrió la brillante idea de poner preso a Ledezma. Capaces de todo pues.

 

 A Leopoldo López lo llaman el monstruo de Ramo Verde por la dolorosa muerte de compatriotas que todos sabemos se generó a partir de la escalada de violencia que provocaron los asesinatos del 12 de Febrero de 2014. A Henrique Capriles lo llaman asesino por ejercer su derecho político a cuestionar un resultado electoral. Capaces de todo.

 

Capaces de lanzar al exilio a líderes como Rosales,Ortega, Poleo,Vechio ; sin contar a los cientos de miles de venezolanos que buscan refugio en otros países desesperados por darle una vida mejor a sus familias. Capaces de despedazar la economía venezolana aplicando un modelo salvaje de expropiaciones, invasiones y confiscaciones probadamente fracasado en otros países del mundo. Capaces de todo por aplastar, controlar, arruinar y atemorizar.

 

 Pero en su carestía de talento también son incapaces de nada por unir a los venezolanos. Son incapaces de nada por respetar nuestras garantías constitucionales para hacer política. Son incapaces de nada por respetar los derechos sociales y económicos de los venezolanos. Atropello tras atropello van colmando la paciencia del pueblo. Pero eso les importa poco. Son incapaces de nada por reflexionar y rectificar. Da espanto decirlo pero la verdad es que hoy Venezuela está montada sobre un barril de pólvora que el menor chispazo puede hacer explotar y son incapaces de nada por buscar puntos de encuentro nacional fundamentales para conjurar  el peligro.

 

Esta capacidad para todo lo malo e incapacidad para nada de bueno ya no es un secreto a voces en el continente. Ya no es un grito contenido sino la voz que retumba estentórea por cada recoveco de América. A partir de la Cumbre de las Américas, el gobierno venezolano pasa a ser el principal problema americano; dándose el gusto de desplazar a Cuba y Colombia. Esto es algo que va a ir marcando una pauta distinta en las relaciones diplomáticas del continente con Venezuela.

 

“Al mal no se le derrota haciendo el mal, al mal se le derrota haciendo el bien” Nos dice el Papa Francisco. Debemos enfrentar con serenidad y firmeza tanta injusticia y amedrentamiento. Sin permitir que nuestros corazones se llenen de odio. Las cosas van a cambiar. La voz del pueblo dará su veredicto en el marco de la Constitución. Las parlamentarias son el camino. ¡Fuerza! No perdamos la esperanza.

Elecciones parlamentarias 2015: Oportunidad perfecta

por Juan Oliveros 

Hoy día los venezolanos, vivimos la peor crisis política, social, y económica de los últimos tiempos; es por ello, que desesperadamente se ha buscado la manera de sacar por vía constitucional, al gobierno irrisorio que actualmente nos dirige. La oportunidad perfecta para responder legalmente, pero fulminantemente a este gobierno, es la elección de diputados a la Asamblea Nacional, que en su mayoría sean representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD); dichas elecciones se han caracterizado a lo largo del tiempo, por ser de menor importancia que las otras, pues les digo, esta es la peor mentira que se ha podido inventar.

Recordemos, que la Asamblea Nacional de Venezuela, es el órgano de tipo unicameral, que ejerce el poder legislativo federal; por lo tanto, los diputados que allí hagan vida laboral, tendrán el deber de legislar en materia de competencia nacional y sobre el funcionamiento de las distintas ramas del poder nacional, es decir, los comisionados serán los encargados de dirigir legalmente el país.

Entonces, notoriamente se puede observar la importancia de poder lograr que la MUD tenga mayoría en el parlamento. Existen dos factores que pudiesen determinar la victoria del pueblo cansado, (representado por la coalición política MUD), en primer lugar; la unidad absoluta de los partidos políticos que se oponen al gobierno, y que representan a la mayoría de los venezolanos que están descontentos; y en segundo lugar, la motivación electoral que impartan los líderes de la oposición al pueblo en su totalidad.

Actualmente se pueden resaltar los importantes aportes a la democracia, que han hecho partidos políticos como: COPEI, AD, UNT, PJ, VP, ABP entre otros; lo que ha hecho despertar en la población un sentimiento de esperanza política democrática, que acabe con el gobierno pusilánime que se aprovecha de nuestra querida Venezuela.

Ha llegado el tiempo para el cambio

Así lo creo...

por Jesus A. Barrios

Los alimentos han sufrido aumentos progresivos de precios y los más perjudicados son los pobres. La caída en la confianza a Maduro se observa cada día más en los sectores populares. Difícilmente va a convencer a esa gente que lo acompañe en la campaña parlamentaria que se avecina. Con una inflación que cerró en 2014 en 102% para el sector alimentos, según cifras del Banco Central de Venezuela, y altos índices de escasez que se traducen en largas colas en los abastos para comprar productos básicos regulados, no es de extrañar que la popularidad del presidente se haya precipitado cuesta abajo, y que la tarea de levantarla sea complicada. La inflación y la recesión van de la mano caminando juntas en la grave crisis que no ha podido ocultar tras la estrategia política de desviar el debate económico aprovechando las sanciones impuestas por EEUU contra siete funcionarios del gobierno que tienen cuentas pendientes con la justicia. Maduro se refugia en el concepto “patria”, el cual usa como excusa para acentuar la militarización del país y, en consecuencia, lograr un mayor control social y político de la Nación. Como parte del show que tiene montado denunció la injerencia imperial y la inminente invasión de los marines, e hizo un llamado a preparase a defender la patria “rodilla en tierra”. Pero mientras desarrolla la obra de teatro, el gobierno sigue exportando más de 750.000 barriles de petróleo diarios al imperio y negociando con los gringos seguir extrayendo petróleo de la faja bituminosa del Orinoco a través de empresas mixtas y disfrutando de las concesiones en las plataformas Deltana y Falconiana. Ante esta realidad insistimos en buscar un cambio de rumbo en el país, fundamentado en la crisis como oportunidad de cambio a realizarse a través de una acción de unidad concertada, en un esfuerzo común y con visión de futuro que propicie un proceso electoral para lograr la mayoría en la Asamblea Nacional. Por eso nos corresponde convocar a la capacidad de encontrarnos todos los sectores con voluntad de cambio, a fin de enfrentar y derrotar al verdadero adversario que nos ha sumido en el caos y la desesperanza. Es la oportunidad para el gran entendimiento, para demostrar al mundo y a nosotros mismos que, por encima de las divergencias consustanciales, los venezolanos de esta hora no hemos perdido la capacidad de entendernos para el servicio de los intereses superiores del país. Queremos un cambio, y ha llegado el tiempo para el cambio.

Sobre la Ley de Repatriación de Capitales Forajidos

por Roberto Enríquez 

Hoy es domingo de Ramos; día de gloria. La entrada triunfal de Jesús  de Nazaret en Jerusalén.  Un reto que parecía imposible, y lo logró. El pueblo de los humildes se encontró con su Mesías; no hubo, no hay, ni habrá otro más. La predica del amor quedó sembrada para siempre tal día como hoy. Los codiciosos, ostentosos, opulentos y poderosos se vieron reducidos a su verdadera dimensión ante la envergadura inmensa de un hombre ungido “El Cristo” con el poder de la palabra.

 

Creo importante poner en el contexto cristiano de estos días santos este artículo para invitarnos a todos a la reflexión. Venezuela está en peligro. Quien crea que ese peligro es más para unos que para otros se equivoca. La soberbia siempre es mala consejera. A todos los seres humanos a veces nos toma por asalto, pero debemos hacer fuerza y domeñarla hasta que prevalezca la humildad.

 

Esta hora menguada requiere de causas de lucha unificadoras de ese pueblo de los humildes. Sólo unidos los venezolanos podremos superar este trance. Todos sabemos que el llanto de nuestra tierra brota por sus malos hijos; pero debe consolarnos saber que la gran mayoría de los venezolanos son buenos hijos. Esa diferencia va más allá de lo político-partidista; creer que alguien es mejor o peor venezolano por simpatizar con el gobierno o la oposición evidencia un enanismo espiritual deplorable.

 

Es por ello; que hemos presentado el proyecto de Ley de Repatriación de Capitales Forajidos y Lucha contra el Saqueo Financiero a Venezuela. Tenemos la convicción de que este instrumento legal puede unir a todos los venezolanos que quieren justicia social ante el saqueo de aproximadamente 350.000 millones de dólares. Cifra que maneja la banca multilateral.

 

Es evidente que las victimas del desfalco son los venezolanos, eso incluye chavistas, independientes y opositores. Es allí donde está el principal argumento que le da a la lucha por la repatriación de esos dineros el sentido de una gran causa de lucha nacional. También es cierto que no todo el que tiene dinero en el extranjero es sujeto de esta Ley. Son muchos los venezolanos honestos que han vendido casas, empresas o han convertido sus ahorros o utilidades en dólares producto de su estrategia financiera o también  de la desconfianza y falta de oportunidades en el país. En la actualidad están dadas las condiciones jurídico-financieras en el mundo para repatriar los capitales forajidos. Son cuentas bien detectadas, es un dinero imposible de esconder dados los elevados niveles de globalización. Quienes tienen dinero bien habido no tienen nada que temer.

 

En la AN el diputado Pedro Carreño dijo algo que no puede pasar debajo de la mesa. Señaló el peligro de que las cuentas de PDVSA en el exterior fueran congeladas. Yo comparto esa preocupación; el desorden y caos financiero de PDVSA, el posicionamiento de los Fondos Buitres en la deuda externa venezolana y la hipersensibilidad internacional  ante movimientos financieros erráticos, sin descartar las razones expuestas por Carreño, han colocado a Venezuela en las fauces de ese riesgo.

 

Lo que Carreño no dijo es que hoy todo movimiento financiero hecho por venezolanos en el mundo está sometido a estrecha supervisión. Venezuela está siendo vigilada. De allí; la importancia de iniciar una política de rescate patrimonial; antes de que otros países se queden con el dinero que los malos hijos de la patria, nos robaron. Ojalá los diputados del Polo Patriótico; acepten sin complejos ni cálculos este proyecto de ley. Los invito a poner a Venezuela ´por encima de todo interés grupal; esta es una gran oportunidad.

Maduro No te hagas el loco

por Roberto Enríquez

Cuando salimos a Washington para reunirnos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ,el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para hacer consultas sobre el Plan de Rescate Económico que los socialcristianos estamos presentando a los venezolanos; recibimos una encarnizada ofensiva del Gobierno Nacional dirigida por el presidente de la República. Maduro parecía frotarse las manos creyendo que disparando su accidentada retórica contra nosotros iba a lograr recuperar algunos puntos de su maltrecha popularidad asociándonos a políticas económicas de ingrata recordación para los venezolanos. Pero el tiro le salió por la culata.

La verdad es que la delegación de Copei integrada por nuestros técnicos y economistas, el diputado Morel Rodríguez miembro de la comisión de política exterior de la AN, el 1er vicepresidente de Copei Enrique Naime y mi persona, nos reunirnos con la Banca Multilateral para presentar un Plan de Rescate Económico inspirado en la dignidad de la persona humana, la justicia social, la generación de confianza, inversión y productividad para modernizar Venezuela en base al bien común; es decir, la prosperidad para todos nuestros compatriotas sin excepción alguna. Fuimos a hacer lo que Maduro debió hacer: buscar ayuda para salir de la terrible crisis económica que atravesamos, evitando el doloroso costo social que están cargando sobre sus hombros la mayoría abrumadora de nuestro pueblo.

Haciendo gala de un patético doble discurso, Maduro nos critica por ir al FMI, BM y BID pero no tiene la sinceridad de decirle al país que su Gobierno es miembro de estas instituciones. Nos critica por intentar darle contenido al decadente debate público venezolano proponiendo soluciones y alternativas para salir del atasco económico; pero es incapaz de presentarle a la nación un plan económico serio y humano. Es Maduro el que devalúa. Es Maduro el que quiere aumentar la gasolina en el peor momento. Es Maduro quien aumenta el pasaje. Es Maduro quien tiene desbocada la inflación, el desabastecimiento y el empobrecimiento. Es Maduro el que destruye el salario de los venezolanos. En fin; es Maduro y no nosotros quien aplica un modelo económico primitivo, depredador y salvaje.

La sorpresa nuestra fue que cuando conversábamos con los técnicos y gerentes de la Banca Multilateral sobre las alternativas menos gravosas para superar la crisis de balanza de pagos y el colapso económico-social que sufre el país; nos informaron que Venezuela no necesitaba endeudarse porque habían cerca de 450.000 millones de dólares que venezolanos tienen depositados en la Banca Internacional de los cuales 350.000 millones de dólares son de dudosa procedencia.

Nos informaron que en la actualidad el llamado secreto bancario era un mito porque con la nueva legislación financiera surgida en la última década a razón del financiamiento al terrorismo, el narcotráfico y la corrupción era prácticamente imposible esconder el dinero. Y esto, le permitía a Venezuela iniciar un proceso de repatriación de esos capitales forajidos.

Estos 350.000 millones de dólares que no han demostrado su legitimidad de origen de fondos representan el saqueo financiero más grande que ha sufrido país alguno después de la 2da Guerra Mundial. Venezuela ha sido brutalmente saqueada y Maduro no hace nada. Lo primero que hicimos al regresar a Venezuela fue exigirle al presidente Maduro que ordenara la repatriación de esos fondos y elevara una rogatoria a todos los países del mundo para que dieran información sobre el dinero venezolano en esos países. Las leyes financieras permiten rescatar esos reales. Pero ante nuestra demanda, El presidente se ha hecho el loco.

Hablamos de fortunas difíciles de explicar; jóvenes menores de 30 años con cuentas superiores a los 100 millones de dólares sin oficio conocido ni herederos de fortunas; personajes que compran bancos enteros en Asia creyendo que pueden ocultar esos dineros. En los últimos años las cuestas venezolanas son las más abultadas en Panamá, EEUU, Suiza, Andorra, Luxemburgo, Antigua, etc. Hablamos de cantidades de dinero que podrían servir para pagar la deuda externa e inversión social. El saqueo ha sido un escándalo. Y Maduro se hace el loco.

Ciertamente la corrupción no tiene ideología, partido político ni patria. Hablamos de una diáspora económica que comenzó en 1983 pero que en los últimos años se exponenció con un vértigo violento. Unos pocos se enriquecieron a consta del empobrecimiento de todos. Le dijimos a Maduro que esta era una buena oportunidad para unir a todos los venezolanos en una cruzada nacional por el rescate de ese dinero; hacer causa común por una gesta de justicia social sin importar si se es gobierno u oposición. Pero Maduro nada que nos responde. Prefiere hacerse el loco.

Presidente Maduro: ¿porque no actúa?; ¿porque no nos responde? ¿A quién protege, a quien alcahuetea? Le exigimos que ordene repatriar los dineros forajidos que nos saquearon y deje de hacerse el loco. Por nuestra parte seguiremos trabajando, investigando y presentando planes para rescatar ese dinero que le pertenece a los venezolanos. Venezuela no se merece tanta injusticia.

Elecciones parlamentarias

por Eduardo Fernández

De acuerdo con la Constitución Nacional el Poder Legislativo es el primer poder del Estado. En consecuencia, de acuerdo con la teoría constitucional y con la letra de la Constitución vigente, nada puede ser más importante que la elección de la Asamblea Nacional.

Es bueno recordar que la Asamblea tiene funciones muy eminentes: legislar, controlar la marcha de la administración y servir de escenario para la discusión de los asuntos de gran interés nacional.

Ahora bien, todo depende de cómo abordemos esta campaña. Si la reducimos a una nueva escaramuza para medir fuerzas en un esquema que refuerce la polarización entre el Gobierno y la oposición, estaremos perdiendo una gran oportunidad.

La campaña electoral para renovar la Asamblea Nacional debe ser la oportunidad para una discusión de altura sobre la grave crisis que está atravesando al país. No puede limitarse a un torneo de insultos y de descalificaciones recíprocas.

A los electores seguramente los motivaremos más para que cumplan su deber cívico de votar si presentamos buenas ideas y buenos candidatos. Ideas que sirvan para resolver los problemas políticos, económicos y sociales que estamos sufriendo y candidatos que no solo tengan calificación política, intelectual y profesional, sino que además sean verdaderamente representativos de las inquietudes colectivas.

Tanto el Gobierno y los partidos que lo respaldan como la oposición y los partidos que la integran, deben hacer un esfuerzo por presentar las mejores ideas y los mejores candidatos.

En los últimos años el órgano legislativo del poder público representado por la Asamblea Nacional ha sido reducido a una condición muy marginal.

Termino recordando los nombres de algunos distinguidos venezolanos, ya fallecidos, que le dieron lustre al parlamento venezolano: Andrés Eloy Blanco, Mario Briceño Iragorry, Arturo Uslar Pietri, Miguel Otero Silva, Jóvito Villalba, Gustavo Machado, Rafael Caldera, Gonzalo Barrios, Luis Beltrán Prieto Figueroa, José Antonio Pérez Díaz. Podría nombrar a muchos más. Quise quedarme en diez solamente.

Ojalá la próxima Asamblea Nacional esté a la altura de las circunstancias.

Transitemos la transición

por Roberto Enríquez

Estamos en la fase intermedia entre dos tiempos, el del régimen que en 16 años se agotó a sí mismo y agotó al pueblo -a ese mismo pueblo que esperanzado lo respaldó al inicio- y el tiempo de una gerencia eficiente y participativa que debe instalarse lo antes posible, de conformidad con el 80 % de la voluntad de los venezolanos, que según todos los sondeos de opinión desea que Nicolás cese en sus funciones. El que cuatro de cada cinco venezolanos quiera no ver ya a Maduro como Presidente, significa que muchos de quienes hace menos de dos años votaron por él para ser Presidente, ya están hartos de tanta ineficiencia y de la corrupción galopante que se ha hecho presente en el gobierno. Transitamos alguna de las vías que la Constitución nos ofrece para un cambio anticipado de Presidente, es un imperativo, Venezuela no aguanta más. Transitemos la transición.

Quien estas reflexiones escribe es constitucionalista, por lo que sufro doblemente las constantes violaciones de la Carta Rectora de la República. A Nicolás le importa un carrizo la letra y el espíritu de la Constitución, y teniendo de rodillas ante él a los otros poderes públicos, la viola impunemente cada vez que le viene en gana. Yo no respaldo una salida contraria a la Constitución, por el contrario, estimulo un camino expedito avenido a la Carta Magna, que permita el cambio. La salida constitucional más rápida y menos traumática es la renuncia. Si Nicolás tuviese sangre buena en las venas, ojos para ver y oídos para escuchar, se apartaría y renunciaría y, para dar, constitucionalmente, paso a otro gobierno que reconcilie el país e inicie la recomposición del mismo.

El Sr. Tarek William Saab, mejor quitémosle lo de señor -digamos simplemente Tarek William Saab- ha dicho con torpeza e ignorancia que “la transición es la consecuencia de un golpe de Estado”, por lo cual quienes suscriben el Acuerdo Nacional para la Transición son delincuentes, propiciadores de un golpe de Estado contra Nicolás. Tarek, es bueno que sepas que transición es el paso de algo o alguien de un estado a otro, de una situación a otra; es la fase intermedia entre dos puntos. Quienes creemos que Nicolás debe renunciar para permitir encauzar la República por un nuevo sendero, estamos obligados a pensar y trabajar en la transición, en los pasos a dar para que al momento en que Nicolás cese constitucionalmente en el ejercicio de la función presidencial, pueda hacerse lo requerido para levantar a Venezuela y sacarla del marasmo que la hunde y deprime.

Si alguien da pena en el ejercicio de la alta responsabilidad pública que se le ha confiado, es precisamente el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, quien bien podría estar preso luego de los desastres en el ejercicio de la Gobernación del Estado Anzoátegui, donde la moral estuvo ausente por muchos años y donde fueron numerosas las violaciones de los derechos fundamentales. Qué mala suerte ha tenido la Defensoría del Pueblo, institución creada en la Constitución que nos dimos en diciembre de 1999, hace 15 años, sus tres titulares, los “Defensores del Pueblo”, han recibido el remoquete de “defensores del puesto”.

No hay mayor despropósito que querer presentar como delito y atentado contra la democracia, lo que es un derecho y obligación patriótica. Es una aberración tildar a Antonio Ledezma, a María Corina Machado y a Leopoldo López -originales firmantes del Acuerdo- de traidores a la patria y violadores de la Constitución. Tal injusticia generó una reacción popular, miles y miles de nosotros, y cada vez somos más, hemos decidido firmar el Acuerdo. Si reina la estupidez maléfica de considerar delito la suscripción del Acuerdo, que se prepare Nicolás a construir (si es que hay dinero con qué) millones de celdas para quienes lo hemos suscrito y lo suscribirán, documento este que encierra los fundamentos de un programa para pasar del estado de crisis en que estamos, a otro de mayor eficiencia y felicidad colectiva.La renuncia de Nicolás es la vía constitucional más expedida para dar un primer paso al futuro, exigírsela con firmeza y reciedumbre es la vía. Renuncia Nicolás, transitemos la transición.

Estamos preparados para esta tarea

Así lo creo...

por Jesus A. Barrios 

El gobierno de Maduro anunció este martes la liberación parcial del mercado de cambio al crear un nuevo mecanismo de compra y venta de divisas a través de operadores de bolsa y bancos, una medida que se traduce en una nueva devaluación. El Sicad I y el II se fusionaron y la moneda vale 12 bolívares, pero se deslizará en una dirección o en otra. Eso dice el gobierno, pero la realidad de la economía dice que se deslizará cuesta abajo, como viene ocurriendo a pesar de los discursos de Maduro, que sería mejor cerrara la boca para no enredar más la situación. Es preferible un plan de ajuste serio y responsable para un desarrollo sostenido, que un intento de desarrollo con fluctuaciones erráticas provocadas por la improvisación y los tiempos medidos con propósitos electorales. Si hay en Venezuela un asunto que debe ser tratado como una actitud firme, de consenso y de diálogo, es la actual crisis económica, principalmente la política petrolera.

No puede prevalecer una posición sectaria, electorera e irresponsable, sino una tesis nacional. Pero en honor a la verdad, durante el proyecto político del “socialismo del siglo XXI se ha tratado de imponer un modelo que nos llevó a la catástrofe económica. El manejo ineficiente de los recursos y la preservación del predominio hipertrofiado del sector público, marchan de la mano con un exagerado centralismo político administrativo y el viejo esquema de que el gobierno manda y, por lo tanto, no dialoga sino polariza y confronta como estrategia política. Es verdad que la crisis se ha agudizado por la disminución de los precios del petróleo, por los gravosos compromisos adquiridos con la banca acreedora y, por la ineficacia y la corrupción. Además de la incoherencia e insuficiencia de las políticas macroeconómicas y sectoriales que viene aplicando el deteriorado modelo, pero no podemos quedarnos en la superficie del análisis y la crítica. De lo que se trata es de hacer propuestas serias y en esa dirección va COPEI. Estamos preparados para esa tarea.

Los héroes de la retirada

por Roberto Enríquez 

Quien no sabe lo que es pasar dificultades económicas, difícilmente puede identificarse con la angustia que están sufriendo las grandes mayorías nacionales. Quien nunca vio a sus padres dando zancadas para resolver el mercado, pagar la luz o el colegio. Quien nunca vio a sus padres llegar a fin de mes haciendo milagros para estirar el dinero o pidiendo prestado a algún conocido para cubrir los agujeros financieros en el presupuesto familiar, remotamente podrá comprender lo que hoy están sufriendo las madres y padres de nuestro país. Por mayor esfuerzo mimético que haga, no puede sentir el escalofrío de temor que produce la estrechez, la escasez y las limitaciones.

El Papa Francisco ha sido muy severo cuestionando la dictadura de la economía, el mercado y el Estado en donde el ser humano es ultrajado por eso que el mismo Papa ha llamado “la sociedad del descarte”. Cuando unos pocos se enriquecen a consta del empobrecimiento de la mayoría estamos en presencia de esa sociedad de descartados, y eso es precisamente lo que pasa en Venezuela.

El fracaso del modelo socialista ha sido tan estrepitoso que el país está en ascuas. Los venezolanos sabemos que los chinos no financiaron al presidente Maduro; que acudir a la banca internacional es imposible porque nos pone en condiciones leoninas de pagar intereses de hasta el 30%. Ante la crisis, esta semana presentamos ideas básicas para un plan de rescate económico:

1. Devolverle la autonomía al BCV y ordenar el gasto público. 2. Iniciar un plan agresivo de aumento de la producción petrolera para llevarla hasta 8 millones de BD; de nada sirve tener la mayor reserva petrolera del mundo si no lideramos ese mercado. El petróleo no se come, es un negocio que debe darle prosperidad social y económica a nuestro pueblo. La PDVSA charcutera debe terminar. Hay que salvar a PDVSA. 3. Promover la empresa privada; generar confianza para que haya inversión y productividad. 4. Plan de compensación salarial; mientras se equilibra la oferta y la demanda y desaparece la inflación y el desabastecimiento se debe proteger el salario de los trabajadores. De nada sirve un aumento del 15% mientras la inflación supera el 70%. 5. Venezuela necesita financiamiento urgente; esa es la verdad que Maduro no se atreve a decir. En estas circunstancias la única instancia que puede financiar a Venezuela a una tasa que no supere el 5% es el FMI, es por eso que plantemos la necesidad de solicitar financiamiento al FMI, porque además es nuestro derecho. A pesar del discurso hipócrita del Gobierno, Venezuela sigue siendo miembro del FMI.

El filósofo alemán Hans Ensensberger hablaba de los héroes de la retirada que surgieron en el siglo XX. Decía que la humanidad estaba acostumbrada a los héroes de la victoria y la conquista. Pero que luego aparecieron unos héroes políticos y morales que tuvieron el coraje de desmontar modelos que hacían sufrir a sus pueblos. Citaba el ejemplo de Adolfo Suárez en España quien tuvo el coraje de desmontar al franquismo o de Gorbachov que desmontó la Unión Soviética. En otro plano podríamos citar la grandeza espiritual del Papa Benedicto XVI que dio paso al Papa Francisco para renovar la Iglesia.

El presidente Maduro debería tener el coraje de convertirse en el héroe de la retirada del modelo socialista. Ojalá lea a Ensensberger y saque fuerzas e inspiración de donde no las tiene. Pero es bueno que entienda que si el Gobierno se niega a cambiar el modelo, el pueblo tiene el derecho a cambiar al Gobierno en el marco de la Constitución y la Paz. Y así será.

¿De quién es la culpa?

por Nelson Chitty La Roche

 

“ La ceguera biológica impide ver pero la ceguera ideológica impide pensar” Octavio Paz

 

Maduro no asume responsabilidades. Acusa del visible fracaso a sus adversarios y especialmente al sector empresarial de un lado y del otro, a la oposición política. Piensa el Presidente que si repite mucho la mentira la gente terminará creyéndosela. Entonces si no hay producción, señala a los productores, expropiados, confiscados y a una tal guerra económica que se libra entre los modelos socialista y aquel de economía social de mercado. Maduro cree que con mercal y pdval suple subsidiado a los pobres y no reconoce el impresionante desvío que se logra con el bachaqueo. Lo cierto es que la escasez persistecomo tambien el desabastecimiento, la carestía, el desempleo y piensa que se compensa con la dádiva publica, las misiones y la propaganda en periódicos, radio y televisión. El Presidente concluye que tiene a los pobres comprados y el resto del país que asuma su barranco.

 

Entretanto, las FAN dejaron de ser de la nación y se convirtieron en guardia pretoriana del regimen. Cada vez es mas evidente que los altos funcionarios militares ocupan los ministerios y elevadas dignidades practicando un rol decisorio en la gestion de las finanzas públicas y en el aparato de compras del Estado venezolano. Asi ocurre en Pdvsa, Empresas del Estado en Guayana, Casa, Mercal, Pdval y en la cuasitotalidad del espectro público. El gobierno es de militares desde que mandaba Chávez y ahora con Maduro mucho más. Las Escuelas de Oficiales son más bien unidades para la formación socialista y el destino, la carrera de los hombres de uniforme no depende de sus meritos sino de su sujeción, fidelidad y obediencia al Castrocomunismo y al dueto Maduro-Diosdado. A cambio reciben todas las prebendas y canonjias posibles. El resultado también es evidente; nadie defiende la soberanía y los venezolanos ya no respetan a las FAN sino que las temen y las padecen. Profundamente corrompidas solo ofrecen respaldo como represores de la disidencia.

 

La inteligencia y la sapiencia se marchan de Venezuela a diario. Los universitarios y profesionales liberales de valía han visto su calidad de vida disminuir, su futuro comprometido, sus oportunidades conculcadas. 10000 médicos se han ido e ingenieros, técnicos, tratando de salvar sus espectativas existenciales, el país se descerebra y nos hundimos en el atraso y en el oscurantismo marxista y militaroide. A los buenos que no han comprado entonces los corrieron entre insultos, denuestos y malos tratos.

 

La clase media es universalmente y no de ahora, un indicador de salud económica y social. En el primer mundo se estudia su formación y se celebra su crecimiento. Es clase media aquella expresión societaria que con su esfuerzo creador de patrimonio logra la movilidad en la escala del bienestar ganandose mejores condiciones de vida. Para ello, estudia, se capacita, se entrena y sobretodo se esfuerza en generar de su actividad riqueza. Pues allí es donde mas disparo el gobierno, medró, expolió, abusó y en particular en el sector de empresarios, productores y comerciantes acabando con mas de la mitad de las empresas que habian en Venezuela en 1998.

 

Tiene que haber un autentico cumpable del desastre que es hoy Venezuela. Yo creo no equivocarme si apunto al modelo economico socialista como factor desquiciante y desestablilizador en primer termino, y especialmente en el area de las finanzas publicas. El segundo es la traición de muchos de los nuestros convertidos en lisonjeros, alabarderos y ufufructuarios del asalto de esta mediocridad que nos gobierna. Piénsenlo!