Para alcanzar el bien común se necesita un esfuerzo en conjunto

El mundo es cada vez más pequeño y más intercomunicado. Una epidemia en cualquier país del mundo difícilmente deja de extenderse hacia otras áreas geográficas y quizás al mundo entero. La justicia social reclama, de cada uno de los países y de los pueblos, un esfuerzo en el cumplimiento de deberes y obligaciones para que se pueda lograr el bien común. El bien común universal podría definirse, con términos del filósofo español Francisco de Vitoria, como “la convivencia pacífica para la prosperidad y el bienestar de todos”. Para lograr ese bien común universal es necesario cumplir determinadas normas y si, citando a Pío XII, la justicia social exige lo necesario para el bien común, el bien común universal impone el reconocimiento de la justicia social internacional.

Fuente: Justicia Social Internacional de Rafael Caldera