La paz: don que Dios confía a los hombres

La paz es un don que Dios confía a la responsabilidad humana, para que lo cultive a través del diálogo y el respeto de los derechos de todos, la reconciliación y el perdón. La verdad de la paz llama a todos a cultivar relaciones fecundas y sinceras, estimula a buscar y a recorrer la vía del perdón y la reconciliación, a ser transparentes en las negociaciones y fieles a la palabra dada. ¡Oremos, por tanto, para que se emprenda con valentía el camino de la paz y lo sigan con perseverancia!

(Papa Benedicto XVI)