Frente a las adversidades, optimismo

En Copei hay claridad en que el país vive momentos graves, delicados, pero sin asumir papel de profetas del desastre, sin aires apocalípticos. De las dificultades actuales podemos salir si hacemos lo que se debe, y los plazos no tienen por qué ser tan lejanos.

Mantenemos el optimismo y la confianza propios del liderazgo que siempre ha ejercido Copei. Naturalmente que es una apuesta a la inteligencia del venezolano, y una expresión de autoestima socialcristiano. Convicción de que se tiene un gran partido, excelentes recursos humanos e ideas claras. No para un intento de asalto hegemónico al poder sino para convocar grandes entendimientos en torno a la Venezuela que queremos al comenzar el milenio.

(Pedro Pablo Aguilar, El Universal  28-05-1997)